Beneficios a refugiados. Desmitificando el Yuma

Solicitar beneficios en Estados Unidos. 2da parte

Este artículo es continuación del publicado con el título: Cómo solicitar beneficios o ayudas en Estados Unidos. Les recomiendo leerlo para mejor compresión.

Nos despedimos la vez anterior y les quedé debiendo más información de cómo obtener ayudas estatales y federales para recién llegados a Estados Unidos y no he olvidado que prometí hablar sobre cómo asegurar una entrada mínima de efectivo durante el tiempo en que aún los refugiados y parolees no pueden trabajar pues no han recibido su permiso de trabajo. Es aquí donde he de hablarles sobre otros programas existentes para asegurar una inserción adecuada de los recién llegados al American Way of Life.

Beneficios de Wilson Fish

Wilson/Fish:

El programa Wilson/Fish fue creado para contribuir a la suficiencia económica de los nuevos residentes provenientes de varios países, mediante la creación acelerada de capacidades para acceder a un empleo en los Estados Unidos y que de esta manera los refugiados dejen de depender de fondos del Gobierno Federal lo antes posible.

Dicho esto y sin adentrarme en temas políticos, los propósitos de Wilson/Fish buscan todo lo contrario a lo que asevera el Senador Republicano Marco Rubio, que últimamente ha centrado su programa político en tratar de desmontar los beneficios que reciben los refugiados cubanos, diciendo que contribuyen a desestimular el trabajo, según aparece en un artículo reciente del periódico El Nuevo Herald.

Kentucky Refugee Ministries-Desmitificando el YumaDiseñado como una serie de pasos hacia la adaptación cultural, el programa coordina recursos para beneficios específicos como la asistencia a clases de Inglés como Segunda Lengua (ESL por sus siglas en inglés). Ayuda en la preparación para el empleo y asistencia para encontrar trabajo. Asigna fondos para el manejo de casos a través de trabajadores sociales que dan seguimiento al avance individual de cada persona. Se les brinda asistencia de salud mediante exámenes médicos y vacunas y asistencia psicológica a aquellos que sufren con el proceso de adaptación. Pero lo que tal vez valore más la mayoría de las personas, es que provee de dinero en efectivo durante el tiempo que demora la obtención de los documentos necesarios para trabajar.

Una saCWS-Desmitificando el Yumabia frase norteamericana expresa There Ain’t No Such Thing As A Free Lunch. Debe usted tener en cuenta que el socialismo y el vivir sin trabajar quedaron detrás una vez que puso el primer pie en tierra norteamericana. El Gobierno no pretende patrocinarle, ni darle beneficios de por vida sin nada a cambio. Si usted está entre los 18 y 64 años de edad, no tiene hijos menores y es apto para trabajar, va a recibir una ayuda mensual en efectivo mientras usted no pueda obtener un empleo durante el período de 240 días que mencioné en la primera parte de este artículo. También va a recibir pases para el transporte público e incentivos monetarios cuando encuentre y mantenga su primer trabajo. Pero todo viene con requisitos que debe cumplir a cambio de dichas ayudas.

Estos incluyen su preparación para la vida laboral en USA. Estará obligado a asistir a clases de idioma inglés y otras conferencias sobre empleo, salud y orientaciones culturales. También debe ocuparse de solicitar sus documentos para trabajar e informar a su trabajador social cuando los recibe, pues ellos tienen la responsabilidad de ayudarle a buscar empleo. Un documento que usted debe firmar al momento de solicitar los beneficios de Wilson/Fish le conmina a aceptar el primer empleo disponible que usted sea físicamente capaz de realizar, o de lo contrario podría cerrarse su caso de ayudas y desde ese momento estaría por su cuenta.

MRS-Desmitificando el YumaEn resumen: Si, beneficios hay pero el gobierno a cambio espera que usted sea capaz de independizarse y no necesitar más ayuda pública antes de finalice el período de lo primeros 240 días de estancia en el país. Hay muchos otros detalles de cómo opera el programa de Wilson/Fish, pero no alcanza el espacio y todavía quedan más temas.

KTAP:

¿Qué sucede cuando los newcomers son familias con hijos menores de 18 años? Las familias no son elegibles para lo que acabo de explicar y entonces deben acogerse a un programa llamado KTAP que administra el Estado de Kentucky, el cual provee de beneficios similares a los núcleos familiares, pero cuyos requisitos varían ligeramente.

KTAP también busca que sus beneficiarios se preparen para ir a trabajar lo antes posible e incluso impone la realización de horas de trabajo comunitario como pago por los beneficios y ayudas recibidos del Estado y como una manera de verificar que usted está poniendo de su parte tratando de encontrar un empleo lo antes posible. Este programa tiene otros detalles orientados a ayudar a las familias a insertarse en la vida laboral, les ayuda con dinero para la reparación de un vehículo con el cual ir a trabajar y paga temporalmente por la matrícula en guarderías infantiles para que las madres puedan ir su empleo.

SSI:

Como se habrán dado cuenta, la mayor parte de lo explicado hasta aquí gira en torno a cómo las instituciones gubernamentales que gestionan y aprueban beneficios sociales se aseguran de que los receptores de esas ayudas dejen de depender del subsidio estatal y regresen a trabajar para ocuparse de si mismos y de sus familias.

Las personas mayores de 65 años no están obligadas a cumplir con los requisitos mencionados hasta el momento. Cuando una persona de la tercera edad llega y es elegible para cualquiera de los programas descritos, solo recibirá ayuda hasta que logre poner en orden sus documentos y obtener un número de la seguridad social. En ese momento podrá solicitar beneficios del Supplemental Security Income o SSI. Una vez aprobado, la persona recibirá un ingreso mensual que aunque no es mucho puede ser combinado con lo que recibe en Foodstamps y vivir modestamente.

Lo más importante a tener en cuenta aquí, es que este beneficio tiene una duración limitada y la persona que lo recibe está en la obligación de obtener la ciudadanía norteamericana en un tiempo máximo de 7 años desde su entrada al país para poder mantener el SSI. En caso contrario podrá perder ese importante ingreso cuando haya expirado el tiempo y no se haya convertido en ciudadano.

To CHEP or not to CHEP:

El postre lo dejamos para el final. El folklore urbano que viaja desde USA a Cuba genera muchas expectativas y desinformación alrededor de este tema. El Cuban Hatian Entrant Program (CHEP), es simplemente el vehículo por el cual se canalizan todos los beneficios que reciben automáticamente los cubanos portadores de un Parole al llegar a USA. Es la justificación legal para que al llegar a cualquier Estado de la Unión usted pueda solicitar las ayudas mencionadas.

Lo más interesante de este programa es que si al llegar un individuo o una familia a las agencias que reciben fondos del programa en Miami se les clasifica como Free Case, estos pueden ser elegibles para el reasentamiento en otros estados más al norte. La aprobación para la reubicación incluye el procesamiento expedito de la autorización para trabajar, el traslado en avión hacia otro estado y la asignación de fondos a cada miembro de la familia que serán administrados por la agencia y utilizados para el pago de la renta y otros gastos como electricidad, seguros y enseres del hogar, hasta que dichos fondos se agoten. Se espera que para ese momento ya usted tendrá su permiso de trabajo y podrá obtener un empleo que le permita cubrir sus propios gastos.

No todos pueden hacer uso de dicho privilegio adicional por diferentes razones y la más importante es que los fondos son limitados y se basan en un presupuesto para el año fiscal. Para saber si usted clasifica debe dirigirse a las oficinas del Church World Service  o de Catholic Charities en Miami y presentar su solicitud.

Wrapping it up:

Se que me quedan muchos otros detalles relacionados con el tema. Entre ellos está lo relacionado con el seguro médico, el plan de asistencia para viviendas de bajos recursos conocido como Sección 8, cómo obtener subvenciones y becas para estudiar una carrera o continuar estudios ya comenzados, etc, etc, etc. Pero no era mi intención hacer un tratado con toda esta información y mucho menos aburrir.

Además people, debo dejar un poco de material para justificar mi pretensión de escritor y poder llenarles el inbox con mis textos de vez en cuando. Así que ya saben, hagan uso del formulario de suscripción que aparece más abajo y déjenme enviarles actualizaciones cuando se publique algo nuevo.

Por lo pronto, si tienen preguntas, comentarios, opiniones, críticas y hasta trompetillas, déjenlas debajo de esta entrada y trataré de responderles directamente o con futuros artículos.

 

Me fui…….

 

 

Suscríbete al Blog.

* indicates required




ayudas estados unidos

Cómo solicitar beneficios o ayudas en Estados Unidos.

Este es un tema siempre presente cuando recibo mensajes de correo o comentarios en algunos de mis artículos. Personas que están contemplando la idea de emigrar a los Estados Unidos comienzan a explorar online cuales son los retos y oportunidades que encontrarán cuando lleguen a este país donde todo funciona casi completamente diferente a nuestros lugares de origen. Ante la incertidumbre y con el conocimiento previo de que probablemente no podrán comenzar a trabajar durante los primeros meses, hasta que reciban su permiso de trabajo, muchos se preocupan por conocer qué tipo de beneficios o ayudas federales y estatales están al alcance de los nuevos migrantes.

Para una mejor comprensión de cómo funcionan las cosas por acá, quiero precisar que cada Estado de los cincuenta que tiene la Unión tiene su propia legislación interna. Aunque hay una serie de programas y servicios que se originan a nivel federal, muchos de ellos son de administración estatal y cada Estado los pone en práctica con sus propios requisitos de elegibilidad. Además quiero especificar que aunque mencionaré algunos detalles de otros Estados, el grueso de lo que quiero explicarles se refiere a Kentucky, que es donde resido.

Adicionalmente, pronostico que este artículo puede ser un tanto largo y es posible que tenga que dividirlo en dos entradas diferentes. Dado el caso, entonces la segunda parte saldrá, déjenme ver……………, después de la primera, jajaja.

Ya los impacientes se estarán preguntando: ¿Pero por fin de qué va la cosa?….. Pues entonces entremos de lleno en el pollo del arroz con pollo (los cubanos me entenderán, jeje)

ayudas estados unidos
Tarjetas de Foodstamps de varios Estados. Conocidas como EBT Cards

De ayudas y otros fenómenos:

El recién llegado shows up in Kentucky con una carga pesada de expectativas alimentadas por la mitología cubanoamericana, medias verdades escuchadas de otras personas bien intencionadas, una avidez extrema por obtener el más mínimo beneficio al que pueda acceder, desespero por tener todos los documentos que le permiten trabajar -si es posible para ayer mejor- y también con a little bit of entitlement.

Esto último es hasta cierto punto entendible como resultado de tantos años escuchando solo las cosas buenas de este país de boca de otros que le precedieron en la migración y también del reflejo condicionado que nos creó tantos años de libreta de abastecimientos. Es en este punto donde algunos se frustran al chocar con la realidad de que en USA hay, pero no necesariamente te toca. Hablando en términos más formales, aquí se puede ser elegible para muchas cosas, pero eligibilidad no significa obligatoriedad de recibirlo. Otros simplemente toman lo que yo considero es el mejor de los caminos, se informan sobre los requisitos para cada cosa, se adaptan y siguen adelante sorteando los obstáculos que necesariamente se van a presentar. A esos les va mejor a la larga, porque aprenden a ser independientes from the get-go.

Pero bueno, ya me desvié nuevamente. Voy a describir los pasos que debe seguir dicho recién llegado para asegurarse de que todos los beneficios, ayudas, recursos, etc. que puedan estar disponibles, sean alcanzados por él y su familia hasta el momento en que llegue por correo el tan esperado permiso de trabajo. Esto le facilitará la vida en momentos en los que teóricamente no tiene como generar ingresos y comienza a enfrentarse a términos nuevos como: Pagar la renta, seguro médico, impuestos, seguro de auto, estampillas de comida (o Foodstamps), checking accounts, tarjetas de crédito, etc., etc., etc.

Lo primero que debe tener en cuenta es que usted está corriendo contra el tiempo en algunos casos. Desde el momento en da el primer paso fuera de las instalaciones de Inmigración, comienza a correr una cuenta de 240 días en los cuales usted es elegible para recibir beneficios bajo su condición de Parolee. Esto hace aproximadamente ocho meses en lo que podrá recibir estampillas de comida, asistencia de dinero en efectivo, seguro médico, chequeos médicos y vacunas, pases o asignación de efectivo para el transporte público, clases gratis de Inglés y otros beneficios sin pagar un centavo. El Gobierno Federal asume todos esos gastos con la condición de que usted va a hacer todo a su alcance para ir a trabajar lo antes posible y dejar de depender de la asistencia pública.

Le puedo asegurar que para el que llega nuevo, toda la información que recibe en un período de tiempo relativamente corto puede ser agobiante y puede llegar a sentirse perdido entre tanto trámite y hasta pensar que está perdiendo tiempo cuando en realidad no es así. La ventaja es que usted no está solo en esa tarea. En Kentucky existen dos organizaciones no gubernamentales que tienen como razón de ser ayudar a nuevos refugiados que llegan de diferentes partes del mundo. Ambas organizaciones tienen oficinas dedicadas a atender clientes cubanos. Dichas instituciones son el Kentucky Refugee Ministries y Catholic Charities.

Ahora, esto no quiere decir que los trabajadores sociales van a asumir todo por usted. Ellos le van a indicar los pasos a seguir, le van a proveer de la documentación necesaria que le solicitarán en las dependencias gubernamentales, van a mostrarle como sortear dificultades y como tomar ventaja de todos los recursos en internet para que usted se ahorre tiempo y colas, pero no van a hacer el trabajo por usted. Su primera responsabilidad como nuevo migrante es luchar por ser independiente, así que apriétese el cinto y trate de entender todo lo nuevo que le rodea, haga esfuerzos por comunicarse aunque sea por señas y disfrute del tiempo que ahora tiene porque cuando comience a trabajar lo va a extrañar.

Sus primeras incursiones en el terreno de las ayudas van a ser las siguientes:

Foodstamps:

Ayudas-DCBS-Desmitificando el Yuma
Edificio L&N en Louisville. Sede de DCBS

El edificio que aparece a la derecha del texto, es el lugar donde todo se inicia. Es conocido como L&N Building y es la sede en la ciudad de Louisville del infamous Departamento de Servicios Comunitarios, o DCBS por sus siglas en Inglés, dependiente del Gabinete de Salud y Servicios a Familias de Kentucky. Allí deben acudir todas las personas que demandan ayudas estatales o federales para hacer sus solicitudes. El proceso incluye la presentación de la documentación legal que usted posee- Pasaporte y Parole básicamente – para justificar su estatus migratorio y el tiempo de estancia en el país. Debe aportar toda la información sobre sus ingresos actuales, cantidad de miembros en su familia y lugar donde reside. Dependiendo del trabajador social que le corresponda le pueden además solicitar que se inscriba en la oficina de empleo del Condado, aunque como todos sabemos, usted aún no puede ir a trabajar porque no posee los documentos necesarios.

Al salir de DCBS usted deberá haber entregado su solicitud para las estampillas de comida (Foodstamps), junto con la del seguro médico cubierto por el Estado. En Florida y otros estados este seguro médico puede ser directamente Medicaid, pero en Kentucky es gestionado por Kynect que es la versión local de Obamacare y de ser aprobado usted luego tendrá que esperar que le asignen un proveedor de seguro que puede ser Passport, Blue Child and Blue Cross, Coventry Care u otros. Su carta de aprobación o denegación para dichos beneficios y servicios es probable que se la entreguen al momento, de lo contrario la recibirá por correo en su casa. De cualquier manera, esa carta de aprobación vale su peso en oro, así que consérvela a buen recaudo que luego le explicaré para qué la necesita.

En unos días recibirá también por correo su tarjeta magnética cargada con las estampillas de comida que le otorgaron para el mes corriente y a inicios de cada mes le recargarán la mencionada cantidad hasta que su caso sea cerrado por el Estado. Su tarjeta del seguro médico llegará también en unos días y con ella usted está listo para ir a cualquier oficina médica que acepte su seguro y recibir servicios y medicinas sin costo para usted. ¿A que suena maravilloso eso, no?

Permiso de trabajo:

¿Recuerda que le dije que guardara la carta de aprobación de los foodstamps? Es ahora cuando la va a necesitar por primera vez para algo muy importante. Solicitar el permiso de trabajo, también conocido como EAD, es el trámite que sigue. Resulta que debe someter una solicitud a Inmigración para que le autoricen a trabajar en los Estados Unidos. Usted tiene el camino medio adelantado porque el Parole que le entregaron en la frontera le da justificación legal para esto. Debe gestionar una cita con un abogado o un notario que maneje casos de inmigración, aunque si se siente capaz puede hacerlo usted mismo descargando el documento de aplicación desde la página de USCIS. El costo de la solicitud es entre $380 y $465 dólares lo cual no es una cifra pequeña para alguien que recién llega y no tiene de dónde sacar dinero (y aún no le he dicho de dónde va a salir el dinero que usted recibirá mensualmente mientras no trabaje).

La dichosa carta es la que le va a salvar del apuro. Usted o su abogado debe además solicitar una exención de pago basado en el hecho de que usted recibe asistencia pública y solo tiene que deslizar una copia de la carta de aprobación de los foodstamps como prueba de ello y su obligación de pagar el trámite quedará perdonada cuando la solicitud llegue a inmigración.

Muestra de una tarjeta de permiso de trabajo
Muestra de una tarjeta de permiso de trabajo

Con paciencia ahora, el proceso seguirá su curso y en unas semanas recibirá una carta donde se le cita para las oficinas locales de inmigración a que le sean tomadas las impresiones dactilares correspondientes a su solicitud. En unas semanas más después de esa fecha, su permiso de trabajo llegará al buzón de correos en la forma de una tarjeta similar a la que se puede ver a la izquierda del texto. El tiempo promedio desde que se envía la solicitud hasta que se recibe el permiso en casa es de unos tres meses y créame que se sienten como seis meses cuando uno está en casa dependiendo de algo que no sabe cúando llegará.

La pregunta ahora es: ¿Y de dónde saco dinero para cubrir el resto de mis gastos que no se refieren a comida? Porque no solo de foodstamps vive el hombre. Esa respuesta la trataré de dar en el próximo artículo, junto con otro poco más de información acerca de beneficios específicos para familias con hijos y otro programa que ayuda con el pago de la renta durante unos meses para casos elegibles. Para seguir leyendo al respecto los invito a regresar por acá en unos días. Mientras tanto, por favor, dejen sus comentarios debajo del artículo. Los lectores que crean que me han faltado datos o detalles importantes, los aliento a dar su aporte también en los comentarios.

Hasta más ver fellows….

Este artículo guarda relación con otros dos que publiqué con anterioridad en la Serie Desmitificando el Yuma, parte II y parte III.

¿Deseas estar al tanto de cada nuevo artículo que se publique con experiencias, consejos y datos importantes para tu vida como inmigrante en Estados Unidos? No pierdas tiempo y suscríbete en el formulario que aparece abajo y te llegarán actualizaciones por correo electrónico.

Suscríbete al Blog.

* indicates required




Serie Desmitificando el Yuma: Experiencias de Migrante (Parte III)

Este artículo es continuación de dos entradas previas que puedes leer en Desmitificando el Yuma (Parte II) y también en Desmitificando el Yuma (Parte I). Una ampliación con más detalles aparece en Cómo solicitar beneficios o ayudas en Estados Unidos

Estudiar en Estados Unidos: Algunos tips

Do you speak English?
O sea, ya estás en ¨la yuma¨, ya tienes Parole, Foods Stamps, Seguro Médico, Licencia de Conducción, Permiso de Trabajo y carrito de medio palo. O.K. ya estás listo para comerte el mundo y trabajar para ganar dinero, echar adelante y ayudar a la family. Pero dime una cosa, ¿Cómo está tu Inglés?Un elemento esencial para avanzar en cualquier lugar al que decidas emigrar es adaptarte al lugar y poder entender de qué va la cosa. Eso es particularmente importante en este país. Muchas personas le dan una importancia secundaria a aprender inglés y se acostumbran a sobrevivir dentro de la ¨seguridad¨que les aporta desenvolverse entre sus connacionales, ya sean cubanos o de cualquier otro país. Aunque después de todo eso no es negativo desde un punto de vista social, sí contribuye a separarte de la necesidad, la obligación, de superarte y aprender el idioma para poder salir del pequeño círculo y convertirte en totalmente independiente con la posibilidad de buscar mejores opciones en cualquier ciudad de Estados Unidos.No poder entender ni comunicarte en el idioma local tiene implicaciones más profundas de lo que muchos imaginan. Entre ellas puedo mencionar, no ser capaz de transmitir la gravedad de una emergencia cuando se necesita llamar al 911, dar respuestas inconvenientes que pueden afectar el resultado de un trámite en oficinas públicas como las de la Seguridad Social, Licencia de Conducción y otras, no saber como completar la información sobre impuestos en los variados formularios que se deben llenar para empezar en un empleo; o incluso no poder encontrar un trabajo mejor pagado y con menos esfuerzo físico por no ser capaz de recibir y transmitir las instrucciones que se requieren en esos lugares. Dicho de manera simple: Hay que saber hablar inglés.Ojo, que no estoy diciendo que hay que ser un académico de la lengua ni nada por el estilo. El nivel de suficiencia que se necesita está en relación directa con el tipo de profesión o actividad que se quiera llegar a realizar. Mientras para un Médico, un Ingeniero o un Controlador Aéreo se hace más necesario un alto nivel de perfección, a un Supervisor en una línea de producción continua o a un Bartender, les puede bastar con habilidades de comunicación básica. Lo principal es entender y hacerse entender.Pero y cómo aprendo inglés si no tengo tiempo para eso porque necesito trabajar para pagar los bills?, preguntarán algunos. Déjenme decirles que eso no es más que una justificación para no esforzarse. Hay plenitud de opciones allá afuera para adaptar el tiempo de estudio al horario de trabajo y hay también gran variedad de cursos desde nivel básico hasta avanzado, muchos de ellos gratis para el que de veras esté interesado en aprender. Déjenme darle ejemplos.Recursos para aprender inglés gratis:
Una excelente opción a explorar cuando se está interesado en estudiar ingles es chequear las diferentes ofertas de cursos de ESL (English as a Second Language) que ofrecen los distritos de escuelas públicas en literalmente cada ciudad de este país. Tanto a nivel Estatal como Local las autoridades escolares saben la necesidad de integrar a los inmigrantes a la sociedad norteamericana. A las clases de ESL se puede asistir tanto en el día como en la noche según se ajuste al horario individual del estudiante y al estar integradas en estos lugares cuyos fondos provienen de los impuestos que todos pagamos de nuestros salarios, los servicios que se ofrecen son totalmente gratis. Generalmente se requiere que el solicitante se someta a un Assesment o Placement Test para determinar cuál es el nivel de suficiencia y cuál es la clase que mejor se ajusta a sus necesidades.

Otra posibilidad es chequear las diferentes congregaciones religiosas locales. Muchas veces existen instituciones religiosas que organizan cursos de ESL, ya sea con fondos propios o en asociación con los distritos escolares y con bastante frecuencia en dichos lugares se pueden encontrar excelentes cursos de nivelación, fonética, gramática y lectura para aquellos que ya están más avanzados y necesitan perfeccionar lo aprendido. Lo mejor de todo es que sigue siendo gratis y también se adaptan a las necesidades de los que estudian y trabajan ofreciendo varias sesiones en el día.

Una tercera alternativa, que requiere un poco más de esfuerzo a la hora de matricular, pueden ser los Colegios Comunitarios. En ciudades como Miami, Louisville, Houston, Phoenix y otras dichas instituciones tienen programas que ofrecen cursos de ESL gratis para las personas que tienen un nivel muy bajo de idioma inglés. Los pasos para enrolarse varían según el lugar, pero no son difíciles de lograr. Para niveles más avanzados ya se necesita pagar por la educación, pero existen opciones de financiamiento que se ofrecen por los gobiernos estatales y el Gobierno Federal a través del FAFSA, que proveen dinero para estudiar a las personas de bajos recursos sin tener que devolverlo luego, lo cual en la práctica hace que se pueda estudiar sin tener que poner dinero de tu propio bolsillo.

En un próximo artículo ampliaré un poco sobre el tema del FAFSA y me adentraré en otros programas y opciones de estudio que pueden ayudarle a integrarse y a avanzar profesionalmente en USA.

See you guys……

P.D. Déjenme sus comentarios y preguntas, que con gusto los responderé.

Thanksgiving…. (time to comeback)

Ufffff, ya no recuerdo la última vez que publiqué algo por acá y ya he prometido tantas veces ser más constante que me da hasta pena volverlo a mencionar. Así que directo al grano.

Tengo pendiente seguir escribiendo mis impresiones acerca de una serie de temas que me hacen reflexionar desde mi óptica de migrante en este país y que creo pueden ser útiles o al menos poner a pensar a quienes lean. Pero a medida que nos acercamos al fin de este año y en vísperas del día de Acción de Gracias creo que amerita al menos un recuento de las tantas cosas por las que podría sentirme agradecido. El constante estrés con que se vive para avanzar en este país muchas veces obliga a poner aun lado las cosas que nos definen como seres sensibles y de familia. Hasta en ocasiones olvidamos momentáneamente nuestras metas personales ante obstáculos temporales que nos impiden ver más allá de nuestras narices.

Pero en fin…… ¿A quién le estoy agradecido?

Ante todo a Dios. Por haberme hecho descubrir la fe en un momento en que creía todo perdido hace unos años atrás. Por haberme acompañado en el peligroso trayecto hasta este país con un pequeño grupo de amigos y por hacerme despertar y levantarme cada día a seguir empujando en mi camino hacia mis propias metas, no importa cuán cansado esté luego de más de 60 horas de trabajo a la semana, no importa cuán incrédulo sea yo a veces sobre el futuro y no importa cuánto la vida me presione o me obstaculice mis sueños. Yo se que El está mirando y me alienta a seguir.

Agradecido estoy de mi esposa Yahima por ser el apoyo que necesito en los momentos mas difíciles y por no dejarme dormirme en los laureles y recordarme que siempre hay una meta más grande que nos espera al final de cada proyecto logrado (Ella sabe por qué lo digo). También le agradezco su confianza en mis locuras y planes que elaboro y re-elaboro cada 5 minutos, jeje.

Agradezco a mi familia, la inmediata y la extendida. No sería una persona de bien ni tendría la sensibilidad y la cultura que considero tener hoy si no tuviera unos padres como los que tengo. Mis hermanos, hermanas, primos, primas, tíos, tías, todos han dejado algo de ellos en mi que utilizo de la mejor manera para ser conocido y recordado como una buena persona y no como un jerk. (Ahí les dejo de tarea el significado). Sin familia no somos nada y mi mayor desconsuelo ahora mismo es no saber cuándo volveré a ver a los míos, ya sea en mi Cuba bella o acá en el frío del Valle del Ohio. Le agradezco a mi familia la paciencia, sobre todo a mi vieja a la que extraño más cada día.

¿Cómo olvidar a mis amigos? Los de los viejos tiempos, que he dejado esparcidos por La Habana, Nueva Gerona, La Fe, Miami, España, Quito, Houston, New Jersey, Venezuela, Nueva York, Canadá, Haití, Santiago de Chile, en fin por el mundo. Dios sabe cuánto necesito de los amigos, de una conversación lo mismo intrascendente que profunda, pero ese es el combustible que me alimenta y me hace creer que para algo estoy en este mundo. También reservo mucho afecto para los amigos nuevos, los que he conocido en mi avatar de emigrante, con las mismas o parecidas experiencias, similares expectativas y metas. Con varios de ellos celebraré Thanksgiving mañana en casa y les agradeceré por la compañía y el aliento.

Last, but not least, tengo que agradecer a la adversidad. En ella está el reto para no dejarnos vencer por las circunstancias. Todo tiempo adverso trae enseñanzas y pone la mente a pensar en opciones que antes no consideramos para ir adelante. Muchos proyectos están aún por cumplirse en el camino y sobre algunos de ellos escribiré pronto, pero ya eso es tema para otros posts. Por el momento, hay que seguir bregando como el barco de la foto que encabeza este post. Cien años ha cumplido la Belle of Louisville y aún sigue surcando las aguas del Río Ohio, razón para pensar que cada nuevo día hay motivos para estar agradecidos y oportunidad para realizar nuestros sueños.

Y ustedes….. ¿A quién dedican las gracias?…..

Serie Desmitificando el Yuma: Experiencias de Migrante (Parte II)

Este artículo es el segundo de una serie de tres entradas que puedes leer en Desmitificando el Yuma (Parte I) y también en Desmitificando el Yuma (Parte III). Una ampliación con más detalles aparece en Cómo solicitar beneficios o ayudas en Estados Unidos.  
 

De trámites y ayudas: Aprovechando las oportunidades.

He pasado horas tratando de  encontrar la mejor forma de abordar este temita, sensible para todos los cubanos que han llegado a este país y para aquellos que piensan o planean hacerlo. Mucha polémica existe alrededor de esto pero no es mi intención sentar cátedra sobre el asunto ni juzgar a los que viven de aprovecharse de ello a toda costa, me limitaré a abordarlo de manera informativa para los que quieran tener detalles a priori sobre cómo funcionan las cosas acá.

Una vez recuperado el aliento después de chocar con el contraste entre lo hasta ahora conocido y la nueva realidad y luego también de las emociones de la llegada y los miles de planes que empiezan a entrar en tu cabeza en medio de la ingenuidad ante lo que aún está por venir, todo el mundo tiene que poner los pies en la tierra, conectarse con lo real y empezar a pensar con la barriga.

Yo diría que el noventa y cinco porciento de los que llegan por la frontera siguen camino hacia la Florida y particularmente hacia Miami por cuestiones familiares o porque no se defienden bien con el idioma inglés y allá es como estar en Cuba pero sin limitaciones materiales. Es por eso que voy a detallar primero como están organizadas las cosas allí para luego detenerme en algunas particularidades sobre el tema en el estado donde yo resido.

Pues bien. El recién llegado llega a ¨los mayamis¨ y al día siguiente raudo y veloz con la ayuda de familiares o amigos se presenta en las oficinas del Departamento de Children and Families, donde comienza el recorrido para regularizar la situación legal, aplicar para tener un número de la seguridad social, solicitar bonos de comida (los famosos Food Stamps), asistencia de dinero en efectivo, obtener seguro médico, realizarse chequeos médicos y ponerse las vacunas necesarias para el momento de solicitar la residencia dentro de un año, solicitar el permiso de trabajo, asistir a clases de idioma inglés y otras ayudas más particulares diseñadas para familias con niños. Los detalles más pedestres no creo que vengan al caso, pero si es bueno destacar que aunque a algunos pueda no gustarles mucho el papeleo que se hace para cualquier cosa en este país, lo cierto es que todo está bien pensado y organizado y con un poco de paciencia a veces y constancia siempre se resuelve todo. Muchas veces los potenciales inmigrantes (me incluyo también en lo que me toca), antes de venir aprovechamos a los amigos y conocidos que ya están aquí y los bombardeamos a preguntas para saber sobre este asunto del pi al pa. En mi propia experiencia puedo decir que de nada vale preocuparse tanto, usted concéntrese primero en llegar que lo otro vendrá después. Tiempo al tiempo.

Lo anterior funciona ciertamente para los que de antemano piensan quedarse en Miami o cualquier otra ciudad de la Florida donde haya asentamiento de compatriotas. Para los que no quieren o no pueden tomar esa opción por no tener donde recalar al llegar, existe otra opción que es el denominado ¨Cuban Haitian Entrant Program¨, un programa federal que provee fondos a organizaciones no gubernamentales para el procesamiento y reubicación de cubanos y haitianos en otros estados de la unión americana. Las oficinas de estas organizaciones (La Conferencia de Obispos Católicos y el Church World Service) que se dedican a gestionar esos fondos y ayudar a los nuevos emigrantes radican en la zona de Doral en Miami. En nuestro caso tuvimos una experiencia nefasta con las primera de dichas instituciones por el mal trato que nos dieron y la insensibilidad de un sujeto que allí trabaja que en su momento no reconocimos pero que luego supimos que era el protagonista de ese filme cubano que tanto me ha gustado siempre ¨Una novia para David¨ – pero bueno ese chismecito lo tendré que contar otro día mis lectores pues no viene al caso.

Los que acuden a solicitar ayuda a esas oficinas y son aprobados luego de un proceso de entrevistas, califican para que expeditamente se les gestione el permiso de trabajo y sean reubicados en otras ciudades donde dichas organizaciones tienen representación y que asignan trabajadores sociales para ayudarles en el proceso de asentamiento, aprendizaje del idioma, proveerles de fondos para el pago de la renta y algunos servicios básicos, orientación cultural sobre como se hacen las cosas en USA y búsqueda de empleo una vez que tienen la autorización para trabajar. Aquí es donde me detengo para poner la nota negativa.

De todos es conocido que los cubanos cuando no llegamos nos pasamos y tanto es así que existen casos y casos de compatriotas nuestros que al llegar se sienten con derechos a algo que es simplemente una ayuda para que seas independiente en el futuro y que en vez de aprovecharla en su justa medida pretenden ser mas inteligentes que nadie y venir a bailar a casa del trompo. En la Florida esas ayudas se dan a título individual y cada cual sigue su rumbo sin mucha complicación, pero en el caso de los que se acogen a la reubicación en otros estados como el que yo me encuentro (Kentucky), la ayuda de dinero en efectivo está condicionada a la asistencia diaria a clases de idioma inglés y otras conferencias que se programan, so pena de que se les descuente dinero de la asistencia en efectivo, en correspondencia con las inasistencias. Muchos ingratos sabelotodo se saltan esa posibilidad que les va a garantizar mejores empleos en el futuro y sencillamente dejan de asistir por miles de motivos que no vienen a cuento, pero a inicios de mes corren a reclamar su cheque íntegro generando situaciones que por bochornosas ponen a todos los cubanos en entredicho.

Pero bueno, sigamos en la cuerda agradable y avancemos para no aburrir. Luego de un tiempecito de espera que a veces puede ser desesperante porque todos llegamos con deseos de empezar a trabajar para dejar de depender de otros y poder ayudar a la familia, llega el permiso de trabajo y se pasa de una etapa a otra en un abrir y cerrar de ojos. Ya puestos a buscar empleo también ambas organizaciones tienen personas que constantemente están buscando opciones de ubicación laboral para los nuevos inmigrantes y muchas veces por ahí llega la posibilidad del primer trabajo en USA, pero no quiere decir que uno mismo no pueda encontrar lo suyo, solo es cuestión de salir a buscar y atreverse a soltar la lengua en un ambiente totalmente nuevo donde cada día es un aprendizaje.

Si pudiera resumir algunos tips que sean útiles para los que llegan, creo que podrían ser los siguientes:

  • Conserve a buen recaudo sus documentos personales, principalmente el Parole que le dan al llegar a la frontera pues sin eso no tiene forma de probar que está legal en el país y no podrá calificar para ninguno de los beneficios que expliqué antes. ( No bote ni el más simple papel que le hayan dado en cada lugar, búsquese un archivo y téngalo todo ordenado que el día menos pensado va a necesitar alguno de esos documentos)
  • Aproveche todos los beneficios, pero principalmente el seguro médico que es válido solo durante los primeros ocho meses de su estancia en el país. Preocúpese por darle seguimiento al proceso de chequeos médicos y vacunación pues es requisito indispensable para que le den la residencia luego. Averigüe si su seguro le cubre también los asuntos de la vista y la atención estomatológica y vaya a chapistearse mientras tenga tiempo que cuando comience a trabajar las cosas se complican y es posible que le cuesten caras algunas especialidades y pruebas médicas.
  • No por tantas veces repetido menos importante, APRENDA a machucar el inglés aunque sea a un nivel básico. (Es triste ver como hay compatriotas que pierden oportunidades y dejan pasar cosas que les pueden beneficiar por no saber comunicarse o al menos entender lo que les dicen)
  • Tan pronto como le sea posible obtenga su licencia de conducir y cómprese un carro aunque sea de mala muerte. En las mayoría de las ciudades de este país el transporte público es un asco y casi nunca le va a servir para todas sus necesidades (Cuando no es porque no pasa por la zona donde usted encontró un trabajo, es porque la frecuencia del servicio es malísima o porque el horario de cobertura no le sirve para llegar a tiempo o para la hora de regresar a casa). No tenga miedo de ir a ningún lado porque no sepa donde queda, no hay mejor invento que el GPS y con unos pocos pesos se puede comprar uno de uso en una casa de empeños o puede tenerlo en su celular si tiene usted un smartphone.
  • Explore y exprima las diferentes opciones de estudio y superación que existen en cualquier estado, muchas veces con ayuda financiera federal y estatal que le permiten empezar una nueva carrera o recertificarse en la que ya tiene sin pagar un centavo al inicio.
  • No quiera pasarse de listo haciendo trampa para continuar recibiendo ayudas cuando ya no es elegible para eso, o recibiendo ayuda financiera de más de un estado. A la larga eso le va a salir por alguna parte y además de tener que pagar el dinero indebidamente gastado eso le genera un récord negativo que puede influir a la hora de otorgarle o no la residencia. En relación con esto también le aconsejo no manejar sin licencia y sobre todo no manejar bajo el efecto de bebidas alcohólicas. Esto es considerado aquí una falta grave y lo puede dejar en un limbo legal si las autoridades deciden que por eso usted no es elegible para ser residente permanente.
  • Finalmente y no menos importante, luche por ser INDEPENDIENTE y cuando lo logre siéntase orgulloso de ello, intégrese a la sociedad y no permita que el tema de los beneficios sea el centro de su vida. Es buena y apreciada cualquier ayuda cuando uno llega nuevo a un lugar donde no tiene familia y donde cada mínima cosa es una experiencia que no había tenido antes en su país, pero no habla bien de uno mismo como persona ni le hace bien a la propia autoestima estar todo el tiempo pasando de pobrecito o infeliz perdiendo la oportunidad de hacer mayores progresos por no dejar de recibir cuatro pesos. A veces creo, por cosas que he visto en este tiempo, que muchos compatriotas no están preparados para vivir aquí luego de tantos años de libreta de abastecimientos. (Incluso el historial que uno haga en ese sentido es importante en el futuro al aplicar para créditos para comprar vivienda u otros proyectos personales, pues una persona que recibe beneficios del estado no puede demostrar solvencia económica para pagar sus deudas)
Y hasta aquí por hoy. Me gustaría conocer opiniones de otra gente que lee este blog y lleva años viviendo en USA. Siempre hay cosas interesantes que se quedan en el tintero y el aporte de otros es siempre apreciado. I´m back in business again, así que me tendrán por aquí más seguido. See you…..

Serie Desmitificando el Yuma: Experiencias de Migrante (Parte I)

 


Este artículo es el primero de una serie de tres entradas que puedes leer en Desmitificando el Yuma (Parte II) y también en Desmitificando el Yuma (Parte III) 

Cruzaste……. ¿Y ahora qué?

A un ritmo de 100 flasbacks por segundo puede uno recordar el montón de emociones que se sienten desde el preciso momento en que llegas a cualquier punto de la frontera, hasta ese instante en que el agente de ICE te dice ¨Welcome to the U.S.A.¨ y te dejan a tu libre albedrío para que te enfrentes a una nueva vida que remotamente imaginas pero de la que no sabes ni el 1%. He leído varias veces un ingenioso escrito del cual no conozco su autor pero que pueden leer Aquí si desean, que toca en tono humorístico algunos puntos de lo que realmente significa vivir fuera de tu país natal.

Sin ánimo de liberar la nostalgia, cuando llevas un tiempo tratando de adaptarte a tu nueva realidad te das cuenta que realmente antes de venir no sabías del cuento ni la mitad y si como en mi caso la adaptación pasa por la voluntad de integrarte y hacer las cosas de manera que uno pueda sacar ventaja de las decenas de oportunidades que se presentan en el camino y que se puedan sortear la mayor cantidad de obstáculos (o drawbacks para hablar un poquito en americano..), entonces te parece que vale la pena el esfuerzo.

Conozco unos cuantos compatriotas a los que los primeros choques con el Monstruo le resultaron demasiado y sus discursos pasaron rápidamente de la alabanza total al descrédito absoluto de lo que aquí encontraron. Mi opinión muy personal es que a algunos les resulta demasiado brusco el cambio y encontrarse con que aquí el dinero no crece en  los árboles como muchos piensan y que hay que doblar el lomo duro para avanzar, les hace aflojar el ímpetu inicial.

Hasta cierto punto es cierto que es demasiada información de una sola vez y de pronto empiezas a lidiar con cosas que en la lejana Cuba ni sabías que existían. Aquí les listo un número reducido de términos para dar una idea: Tarjetas de Crédito, Credit Record, Credit Score, Due Date, Leasing Contrat, Downpayment, Seguro de auto, Renters Insurance, Mortgage, Forclosure, Impuestos, etc. Si a eso le agregamos que sin un auto y sin licencia de conducción eres un cero a la izquierda y que si no hablas Inglés te sitúas directamente en el escalón más bajo de la cadena laboral, ya nos vamos haciendo pequeña idea del cuadro. El punto está en apretarse el cinturón y decidir dominar el toro y no rendirse a la primera de dos.

A mi juicio, hay ciertos puntos que cualquier nuevo migrante tiene que tener en cuenta si quiere avanzar en este país y al final del camino anotarlo como una victoria personal. Sobre ellos tengo intención de escribir más en extenso en dias venideros y la lista puede ser más variada, pero los esenciales son:

1. Aprende el idioma.
No concibo mejor consejo que este. Si no te entienden y si no los entiendes, estás perdiendo el 80 porciento de las oportunidades…..

2. Intégrate.
Está bien conservar tu identidad, en definitiva naciste en otro lugar y otras son tus costumbres, pero no te va a hacer daño aprender como lo hacen aquí, por qué lo hacen y qué cosa te puede ser útil para avanzar. Lo cual nos regresa al punto número 1.

3. Estudia.
¿Quieres tener un mejor trabajo? ¿Quieres ganar un mejor salario? ¿Quieres llegar a ser ciudadano algún día? La respuesta está en estudiar, lo cual nuevamente nos lleva al inicio ¿El idioma recuerdan?

4. Construye tu crédito y protéjelo.
Hay que usar las armas de ellos, aprender a usarlas bien y sacarles provecho. El historial de crédito desafortunadamente es casi más importante que la persona a la que se refiere y el no saber como manejarlo tu cuesta oportunidades y dinero.

5. Trabaja y ahorra.
Podría parecer que sobra este punto aquí, pero es muy fácil sucumbir a la tentación de gastar dinero en cuanta cosa aparece por el camino. Abstenerse de lo superfluo y gastar solo en lo realmente necesario es mejor opción in the long run.

6. Invierte lo ganado.
No solo de cerveza vive el hombre y hay que pensar en el futuro. Date tus placeres y vete de vacaciones, pero también pon la cabeza a pensar en cómo hacer que tu capital se reproduzca y un día puedas depender menos de tu salario y vivir más cómodamente.

Los detalles los trato más adelante, esto es solo testing the waters. ¿Y tú que crees de lo que digo? se aceptan comentarios y opiniones diferentes….