Procrastinate No More….9 min read


Por dónde empezar?

Me resulta un poco difícil escribir este post. He lidiado para encontrar una manera no tan densa de decir lo que quiero transmitir. El asunto mezcla un poco mi actual pasión por un tema tan fascinante como los bienes raíces y mi propia lucha personal por salir adelante en este país. Si finalmente no logro liberar un poco lo escrito de esa carga demasiado egocéntrica que creo tiene, al menos pido disculpas y prometo darles un mejor contenido la próxima vez.

Hace poco más de un año he estado dedicando bastante tiempo a estudiar acerca del mercado inmobiliario en los Estados Unidos. La experiencia del día a día simultaneando dos empleos que  no me reportan ninguna satisfacción espiritual o profesional y que me dejaban con muy poco tiempo para dedicarme a mis propios proyectos personales y a mi familia, junto con una clara visión de lo que quiero para mí y para mi esposa en el futuro y sobre todo una fuerte convicción acerca de lo que NO deseo para nosotros en el futuro (* Léase dependencia total de un empleo que me obligue a estar las mejores horas de mi vida amarrado a una oficina y a un salario que meramente alcanza para sobrevivir, o no ser capaz de alcanzar los objetivos personales, familiares y sociales para los que pienso que fui puesto en este mundo), me llevaron a darme cuenta de que debía hacer algo para tomar control de mi futuro que me diera la oportunidad de probar mi capacidad para realizarme como persona y hacer feliz a mi esposa y mis familiares en Cuba mediante el logro de una independencia que se transforme en mayor disponibilidad de tiempo y recursos para dedicarles a ellos y en la posibilidad de satisfacer sus necesidades económicas y espirituales. (Ufff, Dios mío dame la fuerza para no volver a escribir un párrafo tan cursi como este, pero dejémoslo así porque no encuentro otra forma de decirlo)

Bueno, volviendo al tema. Nunca fui una persona a la que el hecho de tener grandes cantidades de dinero le importara tanto como para que se convirtiera en la razón de su vida, soy más inclinado hacia las riquezas del espíritu y no creo que el dinero es la fórmula mágica para la felicidad. Por eso no quiero transmitir la idea de que me quiero convertir en multimillonario para poder gastar toneladas de dinero en extravagancias que no me interesan (aunque admitámoslo, tener mucho dinero no parece ser tan mala cosa, jaja).

Recibí el 2015 con una lista de resoluciones para el año nuevo, como vengo haciendo desde que estaba en Ecuador y que ha probado, al menos para mí, ser una herramienta útil para presionarme a hacer cosas y para medir lo que voy logrando cada cierto tiempo. Varios de los puntos de dicha lista he podido ir ejecutándolos pacientemente y con constancia, mientras otros a estas alturas del año están en un estado tan incipiente que no creo que pueda cumplirlos antes de Diciembre. A lo mejor para el 2016. Pero entre las cosas que lentamente he ido poniendo en práctica estaba mi decisión de convertir la inversión en bienes raíces en lo que impulse mi independencia financiera.

Compartiendo el tiempo entre dos trabajos, estudios online y clases presenciales, durmiendo poco y luchando con los deseos de no seguir me fue posible completar las 96 horas requeridas en Kentucky para tomar el examen de Agente de Bienes Raíces y aprobé el mismo en el primer intento con 96% de respuestas correctas, cosa que no muchas personas logran debido al rigor de la prueba y al hecho de que  al igual que yo otros aspirantes tienen que dividir sus horas de estudio con sus responsabilidades laborales. No todos pueden darse el lujo de dedicarse a estudiar a tiempo completo, pues las facturas no esperan y aún hay que comer antes de poder lograr lo deseado. Pero bien, a inicios de Junio recibí mi Licencia como Real Estate Salesperson en Kentucky y me hice miembro de la Asociación de Realtors: Ya podía poner un check mark en mi lista de resoluciones como tarea cumplida, pero eso es solo el inicio o los cimientos para llevar a cabo mis planes y proyectos.

El mero hecho de ser capaz de ayudar a otros a comprar y vender propiedades inmobiliarias a cambio de una comisión puede ser una actividad bien lucrativa y profesionalmente me resulta bien interesante. Es algo que ya he probado que puedo hacer desde mi anterior experiencia en Ecuador. Pero al final sigue siendo un trabajo que no garantiza estabilidad de ingresos y requiere de largas horas de dedicación para encontrar nuevos clientes y hacer labor de marketing para que te conozcan y te llamen. No es esto realmente lo que quiero a largo plazo. Mi objetivo principal al obtener la licencia es poder representarme yo mismo en el mercado de bienes raíces sin depender del tiempo y la voluntad de otros y poder así aprovechar las oportunidades que se presenten para generar ingresos estables sin la necesidad de dedicarle atención diaria, también conocido como ingreso pasivo.

Involucrarse en bienes raíces es algo que apasiona cuando uno ha estudiado acerca de las diversas maneras que existen para hacer fortuna en este sector y conoce los beneficios que se pueden aprovechar en materia de impuestos y otras ventajas financieras. Pero también la enorme cantidad de información que existe puede llegar a ser abrumadora y provocar en los que se acercan al tema una sensación de complejidad (cosa que no es tal) y a veces una avidez por adentrarse en cada nuevo tema sin realmente llegar a entender o desarrollar lo que previamente se ha aprendido. De esto segundo me considero culpable. Los americanos llaman a esto el Shiny Object Syndrome y no es más que la falta de enfoque o concentración para llevar a cabo una idea hasta su consumación, atraídos por la supuesta genialidad o mayor factibilidad de una nueva idea o variante de la idea original.

Esa es una de las razones por las que decidí crear este blog. La falta de concentración me ha estado golpeando y me ha llevado a la dilación para poner en práctica mis planes. Todo lo que uno se propone en la vida comienza con una idea y a esta le sigue un plan y si todo fluye como resultado de la ejecución disciplinada de dicho plan se llega al resultado esperado. Piedras y obstáculos aparecerán por el camino, pero staying focused es lo que garantiza el éxito. Para titular este post elegí la que considero la palabra más horrible del idioma Inglés (Procrastination), tan difícil es su pronunciación como negativos los efectos que causa a cualquier empeño que no tenga una manera real de medir su desarrollo. Quiero darle a este blog la responsabilidad de mantenerme centrado y de ser la herramienta con que me rinda cuentas a mi mismo y a mis lectores acerca de mi progreso. Podremos luego leer en retrospectiva y medir qué se ha logrado y qué tan iluso o certero he sido en ponerme metas tan ambiciosas. 

Otra cosa que me llevó a escribirlo es porque quiero contribuir con los que se interesen en el tema de los bienes raíces en USA y que pueden estar ahora mismo comenzando a buscar información para instruirse. Es abundante el material que se puede encontrar sobre esto en inglés, pero desafortunadamente en idioma español no existe prácticamente nada digno de tener en cuenta. Si buscan en la web van comprobar que la mayor parte de la información en nuestro idioma pertenece a empresas comerciales y agencias de bienes raíces que dirigen su actividad hacia la atracción de clientes y generar ventas. No es que esté mal ello, es que no ayuda a realmente diseccionar el tema para una mejor comprensión por los no iniciados. Al igual que he venido haciendo con mi otro blog ¨Paisano: Cubano y Emigrante¨, quiero ayudar compartiendo mi experiencia.

Como pueden ver si exploran este blog, he creado diferentes secciones a las que iré agregando información a medida que escriba sobre ciertos temas. Me propongo compartirles todo lo que me ayude a lograr mis objetivos. Publicaré reportes de progreso de mis metas personales y de negocio; reseñas de libros que estoy leyendo o ya he leído; análisis periódicos y noticias sobre el estado del mercado inmobiliario en los Estados Unidos; estudios de caso con información de las oportunidades de negocio que se me presenten; opiniones y experiencias con el uso de aplicaciones, softwares, CRMs y otras tecnologías que puedan aplicarse al trabajo con los bienes raíces; etc. En resumen, quiero con esto desafiarme a mi mismo y alentar a otros a pensar que es posible lograr lo que uno se propone en la vida, con disciplina, constancia, disposición para enfrentar los momentos negativos y fe en que soy capaz de cumplir mis sueños y proveer para mi familia. Todo mientras aún mantengo un trabajo de tiempo completo y lucho con mi difícil situación financiera actual.    

Como ya este escrito se ha extendido demasiado para mi gusto y mis intenciones iniciales. Ahí les dejo con la imagen que encabeza la página. La foto no es de mucha calidad porque la hice con mi teléfono, pero si pueden agrandarla podrán ver una pizarra que tengo justo encima de mi escritorio aquí en la oficina de mi casa. Es un resumen de mis ambiciosos objetivos a corto, mediano y largo plazo, con la mirada puesta en un día ser capaz de vivir 100% de los ingresos que me reporten los bienes raíces,vivir en el lugar que mi esposa y yo siempre hemos deseado estar y poder contribuir a la sociedad ayudando a otros a lograr sus sueños y apoyando a organizaciones de protección animal.

Manténganse al tanto, en el siguiente post ampliaré acerca de mi visión y objetivos personales. Hasta entonces, por ahí nos vemos…..


Deja un comentario