Cómo solicitar beneficios o ayudas en Estados Unidos.10 min read

Este es un tema siempre presente cuando recibo mensajes de correo o comentarios en algunos de mis artículos. Personas que están contemplando la idea de emigrar a los Estados Unidos comienzan a explorar online cuales son los retos y oportunidades que encontrarán cuando lleguen a este país donde todo funciona casi completamente diferente a nuestros lugares de origen. Ante la incertidumbre y con el conocimiento previo de que probablemente no podrán comenzar a trabajar durante los primeros meses, hasta que reciban su permiso de trabajo, muchos se preocupan por conocer qué tipo de beneficios o ayudas federales y estatales están al alcance de los nuevos migrantes.

Para una mejor comprensión de cómo funcionan las cosas por acá, quiero precisar que cada Estado de los cincuenta que tiene la Unión tiene su propia legislación interna. Aunque hay una serie de programas y servicios que se originan a nivel federal, muchos de ellos son de administración estatal y cada Estado los pone en práctica con sus propios requisitos de elegibilidad. Además quiero especificar que aunque mencionaré algunos detalles de otros Estados, el grueso de lo que quiero explicarles se refiere a Kentucky, que es donde resido.

Adicionalmente, pronostico que este artículo puede ser un tanto largo y es posible que tenga que dividirlo en dos entradas diferentes. Dado el caso, entonces la segunda parte saldrá, déjenme ver……………, después de la primera, jajaja.

Ya los impacientes se estarán preguntando: ¿Pero por fin de qué va la cosa?….. Pues entonces entremos de lleno en el pollo del arroz con pollo (los cubanos me entenderán, jeje)

ayudas estados unidos
Tarjetas de Foodstamps de varios Estados. Conocidas como EBT Cards

De ayudas y otros fenómenos:

El recién llegado shows up in Kentucky con una carga pesada de expectativas alimentadas por la mitología cubanoamericana, medias verdades escuchadas de otras personas bien intencionadas, una avidez extrema por obtener el más mínimo beneficio al que pueda acceder, desespero por tener todos los documentos que le permiten trabajar -si es posible para ayer mejor- y también con a little bit of entitlement.

Esto último es hasta cierto punto entendible como resultado de tantos años escuchando solo las cosas buenas de este país de boca de otros que le precedieron en la migración y también del reflejo condicionado que nos creó tantos años de libreta de abastecimientos. Es en este punto donde algunos se frustran al chocar con la realidad de que en USA hay, pero no necesariamente te toca. Hablando en términos más formales, aquí se puede ser elegible para muchas cosas, pero eligibilidad no significa obligatoriedad de recibirlo. Otros simplemente toman lo que yo considero es el mejor de los caminos, se informan sobre los requisitos para cada cosa, se adaptan y siguen adelante sorteando los obstáculos que necesariamente se van a presentar. A esos les va mejor a la larga, porque aprenden a ser independientes from the get-go.

Pero bueno, ya me desvié nuevamente. Voy a describir los pasos que debe seguir dicho recién llegado para asegurarse de que todos los beneficios, ayudas, recursos, etc. que puedan estar disponibles, sean alcanzados por él y su familia hasta el momento en que llegue por correo el tan esperado permiso de trabajo. Esto le facilitará la vida en momentos en los que teóricamente no tiene como generar ingresos y comienza a enfrentarse a términos nuevos como: Pagar la renta, seguro médico, impuestos, seguro de auto, estampillas de comida (o Foodstamps), checking accounts, tarjetas de crédito, etc., etc., etc.

Lo primero que debe tener en cuenta es que usted está corriendo contra el tiempo en algunos casos. Desde el momento en da el primer paso fuera de las instalaciones de Inmigración, comienza a correr una cuenta de 240 días en los cuales usted es elegible para recibir beneficios bajo su condición de Parolee. Esto hace aproximadamente ocho meses en lo que podrá recibir estampillas de comida, asistencia de dinero en efectivo, seguro médico, chequeos médicos y vacunas, pases o asignación de efectivo para el transporte público, clases gratis de Inglés y otros beneficios sin pagar un centavo. El Gobierno Federal asume todos esos gastos con la condición de que usted va a hacer todo a su alcance para ir a trabajar lo antes posible y dejar de depender de la asistencia pública.

Le puedo asegurar que para el que llega nuevo, toda la información que recibe en un período de tiempo relativamente corto puede ser agobiante y puede llegar a sentirse perdido entre tanto trámite y hasta pensar que está perdiendo tiempo cuando en realidad no es así. La ventaja es que usted no está solo en esa tarea. En Kentucky existen dos organizaciones no gubernamentales que tienen como razón de ser ayudar a nuevos refugiados que llegan de diferentes partes del mundo. Ambas organizaciones tienen oficinas dedicadas a atender clientes cubanos. Dichas instituciones son el Kentucky Refugee Ministries y Catholic Charities.

Ahora, esto no quiere decir que los trabajadores sociales van a asumir todo por usted. Ellos le van a indicar los pasos a seguir, le van a proveer de la documentación necesaria que le solicitarán en las dependencias gubernamentales, van a mostrarle como sortear dificultades y como tomar ventaja de todos los recursos en internet para que usted se ahorre tiempo y colas, pero no van a hacer el trabajo por usted. Su primera responsabilidad como nuevo migrante es luchar por ser independiente, así que apriétese el cinto y trate de entender todo lo nuevo que le rodea, haga esfuerzos por comunicarse aunque sea por señas y disfrute del tiempo que ahora tiene porque cuando comience a trabajar lo va a extrañar.

Sus primeras incursiones en el terreno de las ayudas van a ser las siguientes:

Foodstamps:

Ayudas-DCBS-Desmitificando el Yuma
Edificio L&N en Louisville. Sede de DCBS

El edificio que aparece a la derecha del texto, es el lugar donde todo se inicia. Es conocido como L&N Building y es la sede en la ciudad de Louisville del infamous Departamento de Servicios Comunitarios, o DCBS por sus siglas en Inglés, dependiente del Gabinete de Salud y Servicios a Familias de Kentucky. Allí deben acudir todas las personas que demandan ayudas estatales o federales para hacer sus solicitudes. El proceso incluye la presentación de la documentación legal que usted posee- Pasaporte y Parole básicamente – para justificar su estatus migratorio y el tiempo de estancia en el país. Debe aportar toda la información sobre sus ingresos actuales, cantidad de miembros en su familia y lugar donde reside. Dependiendo del trabajador social que le corresponda le pueden además solicitar que se inscriba en la oficina de empleo del Condado, aunque como todos sabemos, usted aún no puede ir a trabajar porque no posee los documentos necesarios.

Al salir de DCBS usted deberá haber entregado su solicitud para las estampillas de comida (Foodstamps), junto con la del seguro médico cubierto por el Estado. En Florida y otros estados este seguro médico puede ser directamente Medicaid, pero en Kentucky es gestionado por Kynect que es la versión local de Obamacare y de ser aprobado usted luego tendrá que esperar que le asignen un proveedor de seguro que puede ser Passport, Blue Child and Blue Cross, Coventry Care u otros. Su carta de aprobación o denegación para dichos beneficios y servicios es probable que se la entreguen al momento, de lo contrario la recibirá por correo en su casa. De cualquier manera, esa carta de aprobación vale su peso en oro, así que consérvela a buen recaudo que luego le explicaré para qué la necesita.

En unos días recibirá también por correo su tarjeta magnética cargada con las estampillas de comida que le otorgaron para el mes corriente y a inicios de cada mes le recargarán la mencionada cantidad hasta que su caso sea cerrado por el Estado. Su tarjeta del seguro médico llegará también en unos días y con ella usted está listo para ir a cualquier oficina médica que acepte su seguro y recibir servicios y medicinas sin costo para usted. ¿A que suena maravilloso eso, no?

Permiso de trabajo:

¿Recuerda que le dije que guardara la carta de aprobación de los foodstamps? Es ahora cuando la va a necesitar por primera vez para algo muy importante. Solicitar el permiso de trabajo, también conocido como EAD, es el trámite que sigue. Resulta que debe someter una solicitud a Inmigración para que le autoricen a trabajar en los Estados Unidos. Usted tiene el camino medio adelantado porque el Parole que le entregaron en la frontera le da justificación legal para esto. Debe gestionar una cita con un abogado o un notario que maneje casos de inmigración, aunque si se siente capaz puede hacerlo usted mismo descargando el documento de aplicación desde la página de USCIS. El costo de la solicitud es entre $380 y $465 dólares lo cual no es una cifra pequeña para alguien que recién llega y no tiene de dónde sacar dinero (y aún no le he dicho de dónde va a salir el dinero que usted recibirá mensualmente mientras no trabaje).

La dichosa carta es la que le va a salvar del apuro. Usted o su abogado debe además solicitar una exención de pago basado en el hecho de que usted recibe asistencia pública y solo tiene que deslizar una copia de la carta de aprobación de los foodstamps como prueba de ello y su obligación de pagar el trámite quedará perdonada cuando la solicitud llegue a inmigración.

Muestra de una tarjeta de permiso de trabajo
Muestra de una tarjeta de permiso de trabajo

Con paciencia ahora, el proceso seguirá su curso y en unas semanas recibirá una carta donde se le cita para las oficinas locales de inmigración a que le sean tomadas las impresiones dactilares correspondientes a su solicitud. En unas semanas más después de esa fecha, su permiso de trabajo llegará al buzón de correos en la forma de una tarjeta similar a la que se puede ver a la izquierda del texto. El tiempo promedio desde que se envía la solicitud hasta que se recibe el permiso en casa es de unos tres meses y créame que se sienten como seis meses cuando uno está en casa dependiendo de algo que no sabe cúando llegará.

La pregunta ahora es: ¿Y de dónde saco dinero para cubrir el resto de mis gastos que no se refieren a comida? Porque no solo de foodstamps vive el hombre. Esa respuesta la trataré de dar en el próximo artículo, junto con otro poco más de información acerca de beneficios específicos para familias con hijos y otro programa que ayuda con el pago de la renta durante unos meses para casos elegibles. Para seguir leyendo al respecto los invito a regresar por acá en unos días. Mientras tanto, por favor, dejen sus comentarios debajo del artículo. Los lectores que crean que me han faltado datos o detalles importantes, los aliento a dar su aporte también en los comentarios.

Hasta más ver fellows….

Este artículo guarda relación con otros dos que publiqué con anterioridad en la Serie Desmitificando el Yuma, parte II y parte III.

¿Deseas estar al tanto de cada nuevo artículo que se publique con experiencias, consejos y datos importantes para tu vida como inmigrante en Estados Unidos? No pierdas tiempo y suscríbete en el formulario que aparece abajo y te llegarán actualizaciones por correo electrónico.

Suscríbete al Blog.

* indicates required




Deja un comentario